domingo, 24 de julio de 2016

PAN DE PIPAS Y CHIA


PAN DE PIPAS DE GIRASOL I CHIA
ACOMPAÑADO DE UN "TRAMPÓ" CON ALBAHACA


Una de mis gran satisfacciones al comer es el pan. Para mí es el hidrato de carbono indispensable para mi dia. Comeria sin cansarme cada dia dos rebanadas de pan con aguacate y un poco de "trampó", que es un ensalada de tomate, pimientos y cebolla, con el toque de flores de sal de rosa y hibiscus. 

La contra  es la dificultat de encontrar pan que satisfaga mis expectativas, no tanto de sabor sino en el margen de la salud. Todos los panes que se venden en panaderías o supermercados, no son más que puestos de reventa de pan congelado industrializado. Es una pena que el bonito trabajo del panadero se esté perdiendo. Podria contar con una sola mano los sitios que conozco que hacen su propio pan. Claro, es más fácil comprarlo y meterlo al horno.

Me hizo gracia cuando hace unos meses descubrí una panaderia donde hacen su propio pan no muy lejos de donde vivo en Barcelona. Entré y enseguida pregunté a quien parecía la propietaria, una mujer bastante mayor pero con ojos muy vivos, si hacían ellos mismos su producción. Me miró a los ojos severamente y me contestó: "Somos una panadería, ninguna reventa". Me encantó. Me contó que eran un negocio familiar junto con su marido y su hija mayor y hacia 40 años que habian venido desde Agramunt a Barcelona a abrir este negocio. Un negocio que pone su corazón y elabora con amor sus productos, es muy diferente energéticamente hablando, que no un producto hecho por máquinas. La industrialización de los alimentos ha sido el mayor fallo.

Estos panes de indústria estan hechos de harinas refinadas, con mil y un otros químicos, para darles esponjosidad y textura. Para que suban, usan levaduras químicas que aceleran el proceso de fermentación al máximo, para el máximo beneficio. Asusta al acercarte al pan Bimbo y ver una listaca infinita de ingredientes.






Elaborar pan es muy bonito, me pongo delante del horno con una silla para ver como sube, me fascina.

Ingedientes:

- 350 g de harina, yo uso integral de Xeixa(un trigo auctòctono de Mallorca).
- 1 vaso de pipas
- 3/4 cucharas de chia
- levadura. Yo uso una bio granulada

Procedimiento:

Mezclamos todos los ingredientes en un bol. Calentamos un poco el agua para qué esté tibia, no pasarse de calor porque sino matamos los microorganismos. El agua que añadimos suele ser siempre un 60% de la harina que usamos, però hay que tener en cuenta que la chia va a chupar agua. Hay que jugar un poquito con las cantidades. Añadimos poco  a poco el agua y vamos mezclando, cuando todavia tengamos harina en los bordes del bol pero un pasta más o menos con consistencia, la sacamos para trabajar encima de una superfície plana. Siempre con las manos en harina. Recomiendo tener un bol al lado de harina, para no estar pidiendo constantemente al que tenemos al lado que nos añada más harina. Mezclar i mezclar hasta que quede una masa homogenea y nos queden las manos limpias. Si queda un poco húmedo mejor porque la chía todavía va a actuar

Dejar fermentar 24 horas en un bol tapado por un paño. Amasarlo otra vez entremedio durante el dia, para que vuelva a subir. Si hace mucho calor, cubrir el bol con un paño húmedo.


 








3 comentarios:

  1. Hola Teresa
    Fascinante ver en lo que se transforma el agua y la harina con la ayuda de la levadura. Nada más sencillo desde el punto de vista de ingredientes y probablemente de lo más complejo en cuanto a lo que sucede con ellos al mezclaros.
    Si tienes tiempo te invito a que explores hacer panes utilizando un "impulsador" , una especie de masa madre muy básica, que te dará textura y sabor a tus panes. No es mas que una mezcla de harina integral y agua en las cantidades que quieras hasta conseguir una masa semi liquida que dejaras reposar en nevera unas 48h antes de utilizarla.
    Cuando hagas tu próximo pan, en la fase de amasado, añade una parte de esta mezcla (entre un 20% y un 25% del peso de la harina). Cuando acabes la fase de primer amasado y antes de añadir semillas u otro complemento, retira una parte de la masa para incorporarla de nuevo al "impulsador" , repitiendo esta operación cada vez que hagas pan. A cada amasado que hagas, el "impulsador" va ganando en solera y te dará panes estupendos.
    Eso si, sí entre pan y pan pasa más de una semana, te recomiendo congelar este "impulsador" ya que de lo contrario, si no le das de comer masa fresca, acabará "muriendo" (lo sabrás cuando la mezcla se haya separado en liquido y solido y huela a vinagre).
    Si lo pruebas, !ya me dirás¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Ooh gracis Jaume!! Segur que ho faig! :)

      Eliminar